Primer año!

La primera vez que me dijo que se iría, me reí, reí como loca, y le dije que la vida se trata de sola, imaginar, y luego hacer….

La segunda vez me dijo que él no era de aquí, que se iría, lo vi igual que a un niño pequeño, entonces me contó una bonita historia, que ahora no recuerdo.

Pero.. la tercera ves que me dijo que se iría, no fue algo lindo, fue durante una pelea, creo ahora que fue la más juerga que tuvimos, donde me dijo que entendía porque todos los que me rodean terminan con medicamento en un psiquiátrico, lo mo fijamente, y le dije que si, que se fuera, que le ayudaba con sus maletas aunque no había nada que empacar, porque no era dueño de nada… sin saber que era el puto dueño de un que otro sentimiento…

A los días el coraje se fie, el enojo cambio de casa y nos dejo con nuestras ruinas para limpiar y volver a hacer todo, no fue difícil, siempre fue los simientes de todo y yo, la que decoraba las paredes a medio hacer.

La cuarta vez que me dijo que se iría, fue en una mega borrachera, con alguna que otra cosa, los dos, Juntos… seguía sin entender realmente, a donde, cómo, y si es que me llevaría con el… solo lo vi… le sonreí… pregunté ¿porque? Y me dijo que no era de aquí… no quise saber más…

A los días volvimos a pelear, era ya algo común, pelear y reconciliarnos de una forma que mmmm tan única tan nuestra, porque yo no quería dejarlo, no quería perderlo, ni perder lo que yo era con el…

La quinta y última vez que me dijo que se iría, fue el primero de este mes, de hace un año… lo encontré en la habitación, sentado frente a la computadora como de costumbre fumando, me miró y me dijo lo bonita que me veía cuando sonreía, pero que la sonrisa más bonita que tenía era cuando algo me gustaba mucho al comer, porque parecía niña pequeña descubriendo un nuevo sabor, y la mirada que más extrañaría, es la que solo a él le daba. Pero que ya se tenia que ir, y ese día llore, tuve miedo lo abracé y después de mucho pregunté a donde… y si me llevaría con el, y solo dijo que no…

El viaje lo haría solo…

Alguna vez le han quitado algo a un bebé… así me sentí… como ese bebé al que le quitan algo que le gusta aunque lo tenga aún enfrente… y cómo es de costumbre… lloré, y me fui.

Porque yo tenía que ser la primera en partir.

A los días volvimos a hablar parecía que todo iba normal, tan cotidiano, sin ningún daño aparente…

Sin yo querer ver el daño, hasta que los mensajes cesaron las llamadas no entraron y mi estrés aumentó. El, ya se había ido, sin mi, sin nada…

No hay forma poética de decir que él siempre decidió todo, cómo vivir, cómo me protegería, cómo me consentiría, cómo ser, y cómo morir…

… porque no me dejo instrucciones de cómo seguir sin el…

Sé que cada año en este mismo mes me preparaba para su perdía, ahora sé que jamás me mintió con lo que haría, solo, no quise ver la realidad, sé que me falta madurar, pero él era el que mataba a los monstruos mentales para que cada noche y día yo funcionara… pero sobretodo cada mañana pintaba un arcoíris para que mi día fuera perfecto…

Hoy cumple un año de no estar, y yo… yo cumplo mi primer años sin él, el primer año más largo sin hablarnos desde el primer días de conocernos…

Tal vez suene a una historia trágica, pero él es la historia más bonita que la vida me dio…

Escrito por

Soy tan simple como un beso Tan compleja como el habla Tan cálida como un abrazo y Tan ignorado como los sentimientos

Responder a amairan Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s