El día que me regalo flores

Quien se iba a creer que la imaginación de ella sería más grande que la mía, aún cuando dice que eso no se le da, y no es la mujer más tierna del mundo, ni la más cariñosa, pues tiene una forma igual o más extraña que yo de ver lo que es el amor y el cariño.

No es la típica madre que va por el mundo apapachando a sus hijos no les está diciendo cuanto los ama, ella cree que con detalles pequeños se demuestran grandes cosas y los pequeños actos marcan más que los grandes, que no se necesita de exagerar o gritar para que lo noten, y tal vez en eso me parezco a ella pues creo lo mismo.

Algo que jamás olvidará y puede que suene algo chistoso o dramático es a jamás prometer o jurar ya nada el día de mi cumpleaños y menos por la garrita (que si no sabes que es no te voy a explicar) ya que ese día le hice prometer casi jurar que nos haríamos un tatuaje y para mi sorpresa dijo que si.

Honestamente no fue algo fácil, ya que no nos lo hicimos al día siguiente ni a las semanas, si no a los meses pues no nos poníamos de acuerdo en nada, porque los que a ella le gustaban tenían un toque rosa y lo odio o por qué los que a mi me gustaban no tenían color alguno.

Al final ella una noche me dijo que ya tenía el tatuaje ideal para nosotras y con algunas modificaciones quedó genial, escogió 3 rosas rojas, que van entrelazadas y de diferente tamaño; tienen un gran significado y es que la más grande es mi abuela (su mamá) que es una mujer de las que el mundo ya se niega a dar, siempre tiene un consejo para darte y si no lo tiene te contará algo que hará que mínimo te sientas mucho mejor o se te olvide un rato tú mal, la mediana es ella, que como ya les he dicho no es una mamá común pero si de algo estoy segura al 100% es que todo aquel que la conoce desearía que fuera su madre, pero soy envidiosa; y la pequeña que soy yo, si algo sabemos es que soy un desastre y no tengo idea de a donde voy pero gracias a la vida que las tengo porque saben cómo curar perfectamente cada golpe que me doy sola

Anuncios

Escrito por

Soy tan simple como un beso Tan compleja como el habla Tan cálida como un abrazo y Tan ignorado como los sentimientos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s