Por si me necesitas…

Si me llamas a las 4am, demasiado triste como para siquiera decir hola, voy a escuchar tu silencio hasta que decidas hablarme o te duermas.

Si necesitas llorar, llora, porque somos solamente humanos, y a veces las lágrimas son lo más cercano a la risa que podemos llegar a conseguir y eso está bien pues me quedare a tu lado a limpiar tus lagrimas.

Si te da sueño te dejaré babear sobre mi brazo, y no me voy a reír de ti si roncas demasiado fuerte.

Y si necesitas gritar muy fuerte hasta que se te quiebre la voz y las rodillas fallen, voy a abrazarte y a gritar contigo.

Si te sientes enojado y quieres golpear la pared hasta que tus manos sangren y se pongan de color rojo, voy a aplicar hielo en tus nudillos y decirte que las heridas cicatrizarán tanto dentro como fuera, y al igual que el frío, tú eres fuerte y ardiente, y yo siempre seré el calor para aliviarte y hacerte sentir mejor.

Si necesitas no hacer nada me quedare quieta, te hacer un café y dejare que el tiempo te haga hablar, gritar, correr, llorar, reír… pero siempre cuidando de ti si me dejas.

Por si me necesitas, invocame con una taza de café…

One response to “Por si me necesitas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s